Semillas. Pequeñas-grandes aliadas de la salud

Gran fuente de vitaminas y minerales.  Conocemos las propiedades y beneficios de las principales semillas.  Cuál es la manera correcta de “activarlas”.  Ideas para consumirlas

Conocido es, sobre todo en los últimos tiempos, el valor nutricional de las semillas; de hecho en el mercado comenzaron a aparecer variedad de productos que las contienen, desde galletitas, masas para tartas, panes, y demás alimentos; por lo que me pareció interesante indagar sobre ellas para poder conocer específicamente las propiedades de cada una -en principio, de las más utilizadas- y contárselas, para que las tengamos presentes e incorporemos a nuestra alimentación diaria, pudiendo recurrir a las que más necesitemos de acuerdo a nuestros requerimientos.

Se recomiienda consumir de una a dos cucharadas diarias de semillas

Aquí es interesante resaltar que se puede suplir, por citar un ejemplo, el calcio que contienen los lácteos por semillas de sésamo o amapola que son extremadamente ricas en este mineral; lo mismo ocurre con otros nutrientes, ésto fácil de deducir al conocer el aporte de cada una de ellas.

Si bien en el detalle nos queda bien en claro cuáles son sus propiedades y beneficios, en rasgos generales se puede decir que todas coinciden en que nos aportan cantidad de vitaminas, minerales y ácidos grasos saludables; como así también contribuyen a aumentar el colesterol bueno y disminuir el malo; en mejorar el tránsito intestinal, debido a su gran cantidad de fibra; y son, además, aliadas a la hora de perder peso, ya que producen saciedad por ser lentas de digerir.

Es importantísimo no saltearse el paso para consumirlas correctamente, ésto es “activarlas”  o despertar sus nutrientes, ya que de lo contrario pasarían por el tracto digestivo sin aportarnos sus valores.  También hay que tener en cuenta que se recomienda consumir aproximadamente  entre una a dos cucharadas de semillas por día, no más porque resultarían indigestas.

Entonces, respetando esta dosis diaria y la activación, comencemos a adquirir el hábito de consumirlas.  Se

Una buena opción es incorporar las semillas a un mix de frutas y yogurt

las puede incorporar fácilmente a cualquier alimento, desde ensaladas, yogurt, helados, salsas, pastas, arroces, licuados, tartas, mermeladas, panes, galletas, e infinidad de preparaciones; sólo dejar volar la imaginación, y tratar de que sea lo más caserito y natural posible.

Y para dimensionar lo importantes que son, tengamos presente que las semillas guardan vida en su interior, que son el depósito de cantidad de nutrientes que van a colaborar en el desarrollo de una nueva planta.

ACTIVACIÓN DE LAS SEMILLAS

Como vimos anteriormente, no tiene sentido consumirlas así como las compramos porque no aprovecharíamos sus nutrientes.  Ocurre que las semillas cuentan con su propio sistema de protección para resguardar esa vida que llevan dentro  -gran reserva de vitaminas y minerales-.  Esta protección está compuesta por algunos tóxicos, encargados de

Importantísimo respetar las ocho horas de hidratación para que el organismo pueda absorver los nutrientes

evitar que los animales las coman; y también por inhibidores enzimáticos, que mantienen a las semillas en “hibernación” hasta encontrar el medio adecuado para germinar y dar paso a la nueva planta.  Al aplicar la famosa activación derribamos estos componentes.

La activación consiste, simplemente, en ponerlas en remojo con agua durante ocho horas.  El agua debe cubrirlas bien ya que se van a hinchar un poco.  Pasado este tiempo se debe escurrir el remojo y enjuagarlas muy bien para eliminar todos los residuos.  Ya pueden utilizarse agregándolas a la preparación que deseemos -así húmedas deben conservarse en la heladera-.   También, una vez remojadas y enjuagadas, se  les puede sacar el exceso de humedad con un lienzo y luego secarlas  sobre una hornalla en una sartén, o en una asadera en el horno; siempre removiendo y vigilando para que no se quemen; de esta manera se conservan perfectamente en un frasco y ya quedan listas para ser utilizadas.

Propiedades y Beneficios de las principales semillas

 CHIA

– Gran fuente de vitaminas del grupo B

– Ricas en minerales como hierro, fósforo, magnesio, potasio, zinc y cobre

– Tienen cinco veces más calcio que la leche, por lo que resultan indicadas para personas con osteopenia, osteoporosis

– Son una gran fuente de Omega 3, incluso más que algunos pescados, lo que las convierte en grandes aliadas para bajar el colesterol y eliminar grasas del organismo

– Aportan gran cantidad de fibra, dando saciedad y colaborando con el tránsito intestinal

– Tienen más del doble de proteínas y nutrientes que muchas verduras, siendo una gran opción para los vegetarianos

– Poseen buena cantidad de antioxidantes, por lo que se las puede definir como anti-age ya que ayudan a reducir los radicales libres, previniendo el envejecimiento celular.

– Aportan hidratación al organismo, ya que pueden captar y retener diez o doce veces su peso en agua

– Ayudan a adquirir masa muscular. gracias a su gran cantidad de fibras y proteínas

– Calma el dolor en las articulaciones debido a que los ácidos grasos Omega 3 tienen propiedades anti-inflamatorias

– Posee un sabor muy agradable, parecido a la nuez

LINO

– Buena fuente de Omega 3

– Poseen un tipo de antioxidantes, llamados Lignanos, que contribuyen con la buena salud del corazón

 – Contienen cantidad importante de proteínas

– Son ricas en vitamina C y E

– Contienen minerales como el calcio, hierro, potasio y magnesio.

– Ricas en fibra soluble, por lo que colaboran en la reducción de la glucemia y el colesterol; y resultan ideales para revertir la constipación, y cuidar la salud del intestino

 Una pequeña dosis de semillas de Lino puede tener un efecto significativo en la reducción del apetito y en el consumo de energía, por lo que pueden ayudar a perder peso.

SÉSAMO

– Las semillas de sésamo se destacan por sobre las otras por su gran contenido de calcio, fundamental para preservar la buena estructura osea

– Ricas en grasas insaturadas

– Poseen gran cantidad de proteínas de origen vegetal

– Aporta importante cantidad de vitamina E

– Gran fuente de vitaminas del complejo B, importantísimas para el buen funcionamiento del sistema nervioso central

GIRASOL

– Aportan buena cantidad de vitamina E

– Ricas en ácido fólico

 Poseen fitoesteroles, que regulan el colesterol en sangre

Sus propiedades ayudan a reforzar el sistema cardiovascular.

– Son preventivas de algunos tipos de cáncer

– Mejoran las funciones cognictivas

CALABAZA

– Son muy ricas en ácidos grasos omega 3 y omega 6

– Posee cantidad de minerales, entre los que se destacan el magnesio, el selenio, el potasio, el fósforo

– Ricas en vitaminas A y E

 – Al igual que las demás semillas posee buena cantidad de fibra, por lo que también ayuda a reducir el colesterol en sangre y colabora en el buen funcionamiento intestinal

AMAPOLA

– Gran fuente de calcio, al igual que las semillas de sésamo

– Posee un alto contenido de vitamina A, por lo que aporta protección a la piel y al cabello

– Rica en hierro

– Se considera a estas semillas un sedante natural, colaborando de manera natural en aplacar los nervios, y en momentos de estrés

 

 

 

Compartir en redes socialesShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *